8 de diciembre de 2010

Abrazos entre estudiantes y seguridad ante aviso de intervención policiaca en el recinto

por Tania Negrón Vélez


Durante la mañana de hoy, el líder estudiantil Giovanni Roberto, invitó a estudiantes y miembros de la seguridad a extender su mano y un abrazo con el propósito de llevar el mensaje "no somos enemigos, somos sus hermanos."

Este mensaje surge luego de que durante los pasados días se cuestionara la capacidad y legalidad de los individuos contratados por la compañía de Capitol Security para fungir como seguridad dentro del campus.  A esto se sumaron las preocupantes expresiones de algunos de estos jóvenes, quienes admiten que no tienen experiencia como guardias de seguridad, es la primera vez que trabajan como tal y les gusta "dar cantazos."

Roberto hizo un llamado a los individuos que se encuentran trabajando para esta compañía a estrechar las manos, pues la lucha que llevan los y las estudiantes es por el bien de toda la ciudadanía en búsqueda de una Universidad accesible para todos.  El estudiante se dirigío a los jóvenes que han trabajado durante los pasados días como seguridad, expresándole que "lo que nosotros queremos es que ustedes tengan la oportunidad de entrar aquí, eso es por lo que nosotros estamos peleando, que la gente pobre de este país tenga la oportunidad de educarse, que tenga la oportunidad de ir a las mejores escuelas, que tenga la oportunidad de entrar a la Universidad."  Finalizó su mensaje diciendo "somos hermanos", ante lo cual varios estudiantes e individuos de la seguridad se dieron las manos y abrazos en un emotivo momento. 

Foto por Raquel Román según publicada en el grupo Amor por los globos rojos
Esta dinámica se dio luego de que durante la mañana de hoy un helicóptero sobrevolara el recinto de Río Piedras lanzando hojas sueltas dirigidas a la comunidad universitaria y la ciudadanía en general, llevando el siguiente mensaje:


Gobierno de Puerto Rico - Policía
Miembros de la comunidad universitaria y la ciudadanía en general:
La Policía de Puerto Rico tiene la obligación de mantener el orden público y proteger la vida y la propiedad de todo ciudadano.   Nuestra obligación se extiende a la UPR.  El cumplimiento de esta obligación se llevará a cabo con un alto grado de profesionalismo y respetando los derechos de todos los integrantes de la comunidad universitaria.  Nuestro compromiso es proteger los derechos civiles de todos los ciudadanos, incluyendo el derecho de libertad de expresión y asociación.
Hay áreas designadas en los recintos para realizar manifestaciones de forma pacífica y así garantizar la continuidad de las labores académicas y administrativas.  Todas las personas deben respetar dichas áreas y demostrar el mayor respeto por la vida, la propiedad y los derechos de todos los integrantes de la comunidad universitaria.  Pedimos a todos cooperación para mantener el orden y seguridad, la apertura y operación continua de la Universidad.
Las personas que violen la ley serán procesadas conforme lo establece nuestro ordenamiento jurídico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada