12 de enero de 2011

Inconsistente el manejo policial en la UPR


Por Aura Colón Solá y Pamela Morales

Diez estudiantes arrestados son el saldo de la expresión estudiantil dentro del Recinto en el día de hoy. Los arrestados, Juan Illych Hernández, Guillermo Morejón, David Santiago, Samarys Pacheco, Daniel Quiñones, Victoria Carro, Miriam Sofía, Mariana Lima, Manuel Ortíz Snyder y otro estudiante no identificado aún, se alega fueron detenidos por la violación al artículo 190 del Código Penal, Delito contra el derecho de reunión, sostienen representantes estudiantiles. 

“Toda persona que interrumpa o impida una reunión lícita y pacífica, incurrirá en delito menos grave", expone dicho artículo. Sin embargo, los arrestos se produjeron mientras dichos estudiantes se disponían a repartir boletines informativos en los pasillos y salones de la Facultad de Humanidades.

La representante ante el Comité de Representación Estudiantil (CRE), Xiomara Caro, informó que uno de los arrestados fue llevado a un hospital en Puerto Nuevo para atender las lesiones que sufrió durante el arresto. No obstante, en el día de ayer no se produjo un arresto a pesar de los actos de vandalismo cometidos por unas personas encapuchadas.

Ayer se reanudaron las clases en el Recinto de Río Piedras y, luego de una actividad en conmemoración del natalicio de Eugenio María de Hostos, los estudiantes marcharon por el Recinto en la continuación de la huelga estudiantil. Varios líderes e integrantes de sindicatos, así como particulares de la comunidad se unieron a la marcha que comenzó entrando por la Biblioteca Lázaro, y saliendo por la parte trasera, hacia la facultad de Ciencias Sociales y Administración de Empresas. La presencia de encapuchados dentro de la multitud era evidente.

Éstos soltaron bolitas de humo en  salones, al igual que en bibliotecas. Los vídeos de varios medios de comunicación evidenciaron cuando estas personas encapuchadas entraron al decanato de estudiantes de la Facultad de Administración de Empresas y rompieron computadoras, impresoras, tiraron al suelo papeles de orientación y, según expresó la propia decana auxiliar, la empujaron. No obstante, la decana auxiliar manifestó a la prensa que no sabe si los encapuchados son estudiantes. Expresiones posteriores de los estudiantes levantaron duda sobre la identidad de dichas personas pues, a pesar de la presencia policíaca en el Recinto, no se arrestó a nadie.

Al salir, de la facultad de Empresas, los estudiantes se aglomeraron en la calle, y continuaron en marcha hacia el Centro de Estudiantes. Allí, entró la multitud, y algunos se propusieron a virar sillas, mesas y sacar a las personas que allí se encontraban. En medio del altercado, se rompieron varios cristales y los negocios de comida rápida cerraron operaciones y el Centro quedó vacío. La marcha partió hacia la Facultad de Ciencias Naturales y en el patio central de la Facultad se concentró la manifestación, donde los integrantes de la misma instaban a aquellos que se encontraban tomando clases que se unieran.

La multitud siguió su rumbo sin irrumpir en salones y pasó por la Escuela de Arquitectura, detrás del Teatro, frente a la Facultad de Educación y Escuela de Comunicaciones, para continuar su rumbo por la calle paralela a la facultad de Humanidades. En ese momento, un grupo de policías, la mayoría vestidos de civiles y portando chalecos con esposas de plástico, comenzó a seguir de cerca la marcha. A la altura del Anexo Facundo Bueso, comenzaron a intentar de adentrarse en la multitud de manifestantes, aparentando estar buscando a algunos integrantes en específico. 

Sin embargo, se les impidió el paso, y desistieron, deteniéndose y permitiendo que los manifestantes continuaran su rumbo. La marcha paso frente a la Torre y finalmente salió por el portón principal a la Avenida Ponce de León, con un saldo de considerables bolitas de humo, cristales rotos en el Centro, enfrentamientos entre estudiantes y ningún arresto.

Por su parte, la senadora estudiantil Gabriela Camacho, quien estuvo presente en la marcha, reaccionó a los actos vandálicos y dijo que "estos actos no representan el sentir ni el rumbo que quieren tomar la mayoría de los estudiantes en defensa de la Universidad. Hoy (ayer) tuvimos una actividad hermosa en celebración del natalicio de Hostos. La actividad fue masiva y exitosa a pesar de los intentos de la Rectora de prohibir la expresión libre en el Recinto. Tenemos que saber aceptar las pequeñas batallas ganadas y no opacarlas con las acciones de unos pocos. Hay que comportarse a la altura que esperaría el mismo Hostos. La disciplina es clave. Los grupos que organizan las manifestaciones tienen que tomar acción en cuanto a este asunto". Asimismo, Xiomara Caro, representante del CRE, expuso que "como movimiento evaluamos todas las actividades en las que participamos, y eso mismo estamos haciendo: investigando lo ocurrido".

Desde temprano en la mañana de ayer la presencia de estudiantes manifestantes frente a Plaza Universitaria era evidente. Se llevó a cabo un piquete en la Avenida Ponce de León, mientras otros manifestantes se apostaron en distintas entradas del recinto para persuadir a los estudiantes que entraban a tomar clases, que desistieran y se unieran a la huelga. Fueron llegando profesores, trabajadores, integrantes de distintos sindicatos y de la comunidad en general para participar de la actividad de conmemoración del natalicio de Eugenio María de Hostos.

Aproximadamente a las 11:00 de la mañana de ayer, el nutrido grupo conglomerado frente al portón principal, atravesó el mismo en una procesión solemne encabezada por un hombre que personificaba al prócer. Algunos integrantes portaban flores, y dentro de la multitud se destacaban líderes sindicales y estudiantiles. La procesión concluyó en la plaza donde se encuentra el busto de Hostos, cercana a la Torre. “Estamos aquí para reairmar nuestro derecho a la libre de expresión y el compromiso con la educación pública”, dijo uno de los oradores mientras cruzaba el portón principal custodiado por policías.

Allí, bajo la sombra de los árboles riopedrenses comenzó la lectura discursos por parte de distintas personas, comenzando por la nieta del prócer, Teresa de Hostos. “Qué se puede decir en este 2011 sobre mi abuelo. En efecto, los estudiantes lo están diciendo porque lo están haciendo”, dijo De Hostos al comenzar su emotivo discurso. Acto seguido se dirigió a los presentes Lilliana Santos, estudiante de la UPR en Cayey, y representando a la Coordinadora Nacional de los Comités de Acción. “Nos encontramos con un gobierno cada vez más intransigente. Sin embargo, este nuevo año hemos renovado las fuerzas para una Universidad por el Puebli de Puerto Rico. Le decimos al gobierno que se sienten a escuchar las alternativas del estudiantado y la comunidad universitaria. Tenemos la verdad de nuestro lado y no piensen que podrán pararnos porque no lo harán”, sostuvo Santos.

La actividad no culminó sin brindarle espacio a los líderes estudiantiles e integrantes del CRE, Xiomara Caro y Waldemiro Vélez quien citó a Hostos al decir que “si quieres saber lo que es justicia, déjate perseguir por la injusticia”. “Luchamos por una Universidad solidaria que beneficie a las comunidades. Nuestra lucha es para que la Universidad se vista de Pueblo”, concluyó. El último mensaje lo brindó el hombre que personificaba a Hostos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada