27 de abril de 2010

Continúa la espera en el Tribunal


Por Mariana Muñiz Lara
La vista del interdicto preliminar de la Universidad de Puerto Rico continuará mañana contra Gabriel Laborde como único demandado, luego de que la institución desistiera de su reclamo contra los demás estudiantes, quienes no habían sido emplazados y emplazadas y respecto a quienes se solicitaba la desestimación del pleito.
Adriana Mulero, Roberto Thomas, Rosaly Motta, Víctor Rodríguez, Waldemiro Vélez y Jancamilo -de apellido desconocido, según la demanda- quedaron fuera de la petición de la Universidad para que se permita el acceso a los predios universitarios y no se lleven a cabo actos violentos, que los estudiantes en huelga consideran ilógica, dado que la rectora interina Ana Guadalupe fue quien ordenó el receso académico y administrativo indefinido para evitar el paro estudiantil de 48 horas anunciado para miércoles y jueves de la semana pasada y la Policía de Puerto Rico es quien mantiene el control de los portones del centro docente.
El juez superior de San Juan José Negrón Fernández comenzará a ver la prueba del recurso contra Laborde, presidente del Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras, en la vista de mañana, que se llevará a cabo en la sala 904 del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, desde las 10:30 a.m. y a la que se espera que se presenten estudiantes de las diversas facultades y escuelas del recinto riopedrense y otras personas que les apoyan, como ha sucedido en las pasadas vistas.
Esta tarde, las partes estipularían y marcarían su prueba documental y mañana presentarían a sus testigos. Por la parte demandante, testificarán la Rectora, el profesor de Ciencias Naturales Gerardo Morell; los agentes de la guardia universitaria Ángel Rolón, Tomás Correa y Carlos Ruiz; la ingeniera Denisse Figueroa y el emplazador José Méndez. Mientras, los profesores Rafael Bernabe y Jorge Colón, el síndico estudiantil electo René Vargas Martínez y los estudiantes graduandos de Derecho Jorge Farinacci Fernós y Fernando Moreno Orama serán presentados por la parte demandada.
Farinacci Fernós y Moreno Orama esperan el fallo de su solicitud de interdicto preliminar para que el estudiantado, que alegan que está ejerciendo su derecho a la libertad de expresión y a la libre asociación, no sea desalojado forzosamente del Recinto. Negrón Fernández había adelantado que probablemente decidiría el asunto hoy.
Por otro lado, en la mañana, el juez no acogió el argumento de los abogados de la parte demandada, quienes indicaban que la Rectora no tenía capacidad para representar a la Universidad en un pleito. Se contempla apelar esta decisión.
Entre tanto, sigue vigente la orden de entredicho provisional dictada por Negrón Fernández, a favor de la Universidad, el jueves pasado. La misma establece que los demandados deben permitir el acceso al Recinto a toda persona que desee entrar, incluyendo investigadores, personal administrativo y de mantenimiento, así como que se desista de actos de violencia. Desde entonces, los y las estudiantes han continuado realizando sus manifestaciones pacíficas y la Policía ha custodiado los accesos al campus.
El interdicto preliminar que se está evaluando solicita lo mismo que el entredicho concedido. No obstante, el entredicho, dado que es un recurso extraordinario que se dicta sin escuchar a la parte demandada, en posible violación a su derecho constitucional a un debido proceso de ley, tiene una vigencia corta y su otorgamiento requiere ver los méritos del caso en una vista posterior de interdicto preliminar. La segunda implica un estándar de prueba más alto para la parte demandante, pero un remedio de mayor duración, de concederse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada