11 de junio de 2010

CNN presenta propuesta para terminar la huelga

Por Redacción DESDE ADENTRO

En una conferencia de prensa que realizó el Comité Negociador Nacional (CNN) en horas del mediodía, este grupo propuso que se celebre una reunión con la Junta de Síndicos para negociar directamente los puntos que no se han podido dilucidar en las pasadas reuniones con la administración universitaria, y así darle fin al conflicto huelgario.

El anuncio se debe a que el CNN ha recibido información de que la comunicación entre los miembros de la Junta de Síndicos y su presidenta, Ygrí Rivera, no ha sido efectiva, por lo que quieren establecer un diálogo directo con ese cuerpo.

La reunión se celebraría mañana con el fin de presentar las propuestas del estudiantado para que no se implante una cuota en agosto y que no haya procesos sumarios, expulsiones o suspensiones contra los huelguistas.

Una vez presentadas las propuestas ante la Junta de Síndicos y se haya llegado a unos acuerdos, el CNN llevaría la información ante una Asamblea General de Estudiantes para dilucidar un posible fin de la huelga.

El CNN tampoco descartó la entrada de un mediador a los procesos, mas preferiría que los asuntos se dilucidaran sin la necesidad de su inclusión.



El mensaje presentado en la conferencia de prensa del CNN lee como sigue:

Pueblo de Puerto Rico:

Nos dirigimos a ustedes nuevamente, en uno de los momentos mas crítico de este proceso y cuando más necesitamos tu apoyo y solidaridad.

El miércoles quisimos presentarle a la presidenta de la Junta de Síndicos, Ygrí Rivera, y al presidente de la Universidad de Puerto Rico, José Ramón De la Torre, varias propuestas para adelantar y culminar la negociación.

Esa tarde, después de hora y media de espera, comenzó la reunión y a los 15 minutos la administración se levantó de la mesa y se negó a continuar el diálogo.

Pero nuestro compromiso con la Universidad y el deseo de culminar este proceso es más fuerte que su intransigencia.

Por eso, permanecimos largas horas frente a la oficina del Presidente hasta que logramos una próxima reunión.

Esta reunión tiene que ser un paso significativo dirigido a solucionar este conflicto. Por eso, hemos preparado una propuesta final, viable y concreta, que es el resultado de las discusiones que se han llevado en la mesa y las cosas que hemos cedido para poder llegar a un acuerdo.

Ya acordamos los aspectos de implementación sobre la política de exenciones de matrícula. También convenimos que ningún recinto sería privatizado bajo el proyecto de Alianzas Público Privada. Ambos asuntos, sin embargo, no han sido certificados todavía por la Junta de Síndicos.

Ahora, quedan dos asuntos sobre la mesa. La Junta de Síndicos insiste en una cuota especial de $1,000 que se impondría en agosto y que se mantendría por los próximos tres años.

Ante esa propuesta, hemos solicitado que no se imponga la cuota este próximo semestre y que continuemos negociando.

Nos parece razonable que no se implemente una cuota sobre la cual no se ha hecho análisis y que tendría el efecto nocivo de aumentar en un 100 por ciento los costos de estudio. Ellos se niegan a discutirla.

El otro asunto son las sanciones. Incluimos una petición para que se dejen fuera las sanciones que impedirían que los y las estudiantes puedan regresar al salón de clase.

Reclamamos que no se suspenda ni se expulse a nadie. Incluimos de igual modo la garantía de que no hayan suspensiones sumarias.

Es un proceso arbitrario que podría utilizar el Presidente y los Rectores para suspender o expulsar sin vista previa a cualquier estudiante.

Ante la necesidad tan urgente de adelantar la negociación y culminar este proceso, le solicitamos hoy a toda la Junta de Síndicos que nos conceda una reunión para presentarles nuestra propuesta final antes del lunes.

Hacemos esta petición porque son los Síndicos, cada uno de ellos y ellas, quienes tienen una responsabilidad indelegable hacia la Universidad, y por tanto, de resolver este conflicto.

Confiamos en que nos concederán esta oportunidad de ser escuchados, y certifiquen esta propuesta. De esta manera continuaríamos negociando con los portones abiertos.

Si se negaran a considerar nuestra petición, habría que preguntarse si su continua intransigencia, manifestada desde el primer día, es una estrategia para dilatar las negociaciones, extender el proceso huelgario y justificar la cancelación del semestre, e incluso un cierre permanente hasta enero de nuestra Universidad.

Si fuera así, se confirmaría que los únicos elementos externos que han participado de este proceso son la administración, el gobierno de turno y los grandes intereses que hay detrás de ellos.

Ahora, le corresponde a la Junta de Síndicos demostrar buena fe. Aquí está nuestra propuesta para resolver el conflicto, lo único que resta es que ellos la firmen y la certifiquen. Ya nuestras firmas están estampadas.

Al final, todos habremos ganado y la Universidad seguirá siendo nuestra, del Pueblo de Puerto Rico.


###


*En este reportaje colaboraron Andrés González Berdecía y Jorge A. Colón Ortiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada