4 de mayo de 2011

ACLU: Puerto Rico tiene un patrón de brutalidad policial

Por AP


El pasado martes una delegación de la ACLU, compuesta por celebridades y abogados, criticó al gobierno de Puerto Rico por el uso de la policía para mantener abierto el principal sistema universitario de la Isla, durante una huelga celebrada en contra de la imposición de una nueva cuota.  Los miembros de la delegación encontraron evidencia clara de que los agentes abusaron de los estudiantes durante las protestas. 

La delegación, que incluía a la actriz nominada al Oscar, Rosie Pérez y el ex jugador de béisbol de Grandes Ligas Carlos Delgado, dijo que los resultados iniciales de una investigación encontró un patrón de uso de fuerza excesiva en los últimos 18 meses por parte de la Policía contra de estudiantes, dirigentes sindicales y periodistas. 

El informe final, que será presentado al Departamento de Justicia de EE.UU., se espera esté listo para septiembre. 

Pérez sostuvo en conferencia de prensa que se sentía abrumada por el testimonio de los estudiantes que dijeron haber sido torturados, acosados ​​sexualmente y manoseados por la Policía en una serie de enfrentamientos violentos durante las protestas en contra de la cuota de $ 800 y los recortes presupuestarios. 

"Yo estaba realmente consternada de cómo muchos de los adultos trataban a muchos de los jóvenes, independientemente de si los jóvenes estaban correctos o no", dijo Pérez. "Sí, había algunas manzanas podridas, hay muchas manzanas podridas en el montón, pero incluso ellos tienen derechos". 

El año pasado se nombró en Puerto Rico un auditor independiente para el departamento de la Policía y éste anunció que se ofrecerá entrenamiento adicional en abril para todos los agentes. Esto en respuesta a las reiteradas denuncias de brutalidad policial y mala conducta.

El Secretario de Estado de Puerto Rico, Kenneth McClintock, quien se reunió con la delegación de la ACLU junto a otros funcionarios de la Isla, criticó a los delegados por anunciar sus resultados preliminares tan rápido y que la publicación precipitada sugería que habían llegado a sus conclusiones antes de haber iniciado la investigación.  Asimismo, los instó a ampliar su enfoque para incluir los derechos de los estudiantes y maestros que querían ir a clases a pesar de los varios meses de protestas en los campus de la Isla. 

"Los derechos de los miles de estudiantes deben ser de igual interés para la ACLU, como la protección de los derechos de los cientos que participaron en las manifestaciones", dijo McClintock. 

Por su parte, el Director Ejecutivo de ACLU, Anthony Romero, contestó que el grupo está de acuerdo en que los estudiantes tienen derecho a asistir a clases, pero que las autoridades locales se excedieron al utilizar a la Policía para mantener la Universidad abierta. 

"La Universidad no puede mantenerse abierta a cualquier costo", expresó Romero.


*Traducción por Tania Negrón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada