31 de mayo de 2010

Revelan incongruencias en las expresiones de la administración universitaria



Por Aura Colón Solá


“Aumentar el costo de matrícula, más allá de lo programado por la UPR, no es una opción viable bajo los parámetros de SFSF (State Fiscal Stabilization Fund), que obligan a usar los recursos del ARRA para mitigar dichas alzas y no resolvería la situación”, lee un extracto de una carta a la Coordinadora de los fondos ARRA en Puerto Rico, Cristina Custodio, firmada por Ygrí Rivera, entre otras personas el 4 de abril de 2009.

Éste y otros documentos, que evidencian incongruencias en las expresiones de la administración, fueron entregados a la prensa para constatar “la realidad en la mesa de negociaciones”. Vea la presentación de los estudiantes aquí.

Los estudiantes afirmaron que la acción de subir los costos de estudio iría en contra del “espíritu de la legislación de los fondos ARRA (American Recovery and Reinvestment Act) que pretende aliviar la crisis y no tener que despedir y subir costos”. Lo evidenciaron con una carta del ex Presidente de la UPR, Antonio García Padilla, al gobernador Luis Fortuño, el pasado 13 de marzo de 2009, en la cual se identificó que la UPR sufriría una reducción presupuestaria por la disminución en los recaudos del Estado y la legislación reciente que excluye de la fórmula de la UPR los recaudos del IVU. Con este motivo, la UPR le solicitó al gobernador la asignación de casi $300 millones en fondos ARRA para aliviar el déficit universitario y no recurrir a un alza de matrícula.

“Esta carta es evidencia clara de dos cosas, primero, que la administración conocía desde hace un año del déficit presupuestario, y segundo, que aún conociendo esto, un alza en los costos de estudio no resolvería el problema presupuestario”, sostuvo Giovanni Roberto, representante de Río Piedras en el CNN.

Los estudiantes dejaron claro que su posición es garantizar que no se implante un alza mayor al 4% anual ya vigente. Desde el año 2007, a través de la Certificación 60, se estableció un alza escalonada que le garantizaba a todo estudiante que el pago de su matrícula “se mantendrá inalterado a lo largo de su carrera, sin ajustes adicionales”, lee una carta circular del ex Presidente García Padilla.

“El que la administración universitaria esté planteando un alza en los costos de estudio, es una clara contradicción con su garantía y compromiso institucional”, denunció Shirley Rosado, representante de Ponce en el CNN.

El CNN dejó claro que cualquier aumento “sería inaceptable” porque afectaría la accesibilidad y cambiaría el perfil socio-económico de la universidad. De la misma manera, se pronunciaron en contra de una cuota de “emergencia fiscal” pues sería el equivalente a un alza en matrícula.

En el año 2005 la matrícula en la UPR subió un 33% y desde el 2007 aumenta escalonadamente 4% anual hasta el 2014. Actualmente los estudiantes pagan $30 para una cuota de mantenimiento y $25 para una cuota de tecnología, por encima del alza escalonada.

“El alza es para pagarle a los prestamistas”, enfatizó Roberto al exponer que el secretario de la Junta de Síndicos, Luis M. Villaronga, admitió en la mesa de negociaciones que el propósito tras el aumento en los costos de estudio es saldar la deuda.

Los miembros del CNN denunciaron, además, la campaña publicitaria de la administración, la manipulación de datos y la alteración a la propuesta preliminar publicada en varios rotativos el pasado 29 de mayo y  expuesta por DESDE ADENTRO ayer, domingo 30 de mayo.

“Si ellos se refieren en la prensa a este documento como un acuerdo, queremos que lo firmen cuando lleguemos hoy a la mesa de negociaciones. Que cumplan con su palabra”, expuso Roberto.

Otro punto en el que se concentrarán las negociaciones al día 39 de la huelga estudiantil es la amenaza de sanciones al estudiantado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada